Skip to content

Extracto de una entrevista a Hitler

octubre 23, 2011

 

“…lle­gué a la con­clu­sión de que una cam­paña con­tra los judíos sería tan popu­lar como exitosa…”

Adolf Hitler junto a Fran­cisco Franco

Podría­mos decir que este hom­bre que nació como un ser humano y que des­pués trans­mutó en un Mons­truo encarna todos los horro­res de nues­tra historia.

Horro­res fun­da­men­ta­dos que vie­nen de los recuer­dos de un holo­causto que puso de rodi­llas a una parte del mundo y que en nom­bre de una polí­tica demen­cial ordenó ase­si­nar a miles, a millo­nes de judíos.

El Füh­rer –como le decían sus cama­ra­das– no estaba loco; tenía la sufi­ciente capa­ci­dad men­tal para pla­near lo que sería “su lucha”; una segunda gue­rra mun­dial donde él esta­ría a la cabeza.

El tiempo no podrá olvi­dar sus abe­rran­tes actos y cuando la huma­ni­dad ter­mine eva­po­rán­dose en un final sin pro­nós­ti­cos, el Füh­rer Adolfo Hitler seguirá reinando en ese mundo de oscu­ri­da­des y peca­dos infinitos.

¿Por qué eli­gió a los judíos como obje­tivo de su bru­tal cam­paña de terror? En el extracto de esta entre­vista nos trata de expo­ner sus indig­nan­tes razones:

“Es claro y está pro­bado en la prác­tica y por los hechos de todas las revo­lu­cio­nes que luchan por idea­les, por mejo­ras de cual­quier tipo que debe estar com­ple­men­tado por una lucha sobre alguna clase social o casta.

Mi obje­tivo es crear tur­bu­len­cia revo­lu­cio­na­ria de pri­mera clase, sin impor­tar los méto­dos y medios que deba usar en el pro­ceso. Revo­lu­cio­nes ante­rio­res estu­vie­ron diri­gi­das sobre los cam­pe­si­nos, la nobleza, el clé­rigo o dinas­tías y su red de mili­cias feu­da­les, pero en nin­gún caso la revo­lu­ción triunfó sin la pre­sen­cia de la vara lumi­nosa que puede con­du­cir y cana­li­zar el odio de las masas.

Con esto en mente, exploré los even­tos revo­lu­cio­na­rios de la his­to­ria y me pre­gunté con­tra qué ele­mento racial en Ale­ma­nia podía des­tar mi pro­pa­ganda de odio con la mayor pro­ba­bi­li­dad de éxito. Tenía que encon­trar a la víc­tíma ade­cuada, una con­tra la cual la lucha ten­dría sen­tido en el sen­tido material.

Le puedo ase­gu­rar que exa­miné toda posi­ble y pen­sa­ble solu­ción a este pro­blema y, sope­sando todo fac­tor ima­gi­na­ble, lle­gué a la con­clu­sión de que una cam­paña con­tra los judíos sería tan popu­lar como exitosa.

Hay pocos ale­ma­nes que no hayan estado enoja­dos por la actua­ción de los judíos o, en su defecto, que hayan sufrido pér­di­das a tra­vés de ellos de un modo u otro.

Des­pro­por­cio­na­da­mente a su pequeño número, repre­sen­tan una inmensa parte de la riqueza nacio­nal ale­mana, lo que puede fácil­mente usarse pro­ve­cho­sa­mente para el estado y el público gene­ral, como podrían las per­te­nen­cias de los monas­te­rios, los arzo­bis­pos y la nobleza.

Una vez que el odio y la bata­lla con­tra los judíos sea real­mente fomen­tada, su resis­ten­cia nece­sa­ria­mente se des­mo­ro­nará en el menor tiempo posi­ble. Están total­mente inde­fen­sos y nadie se levan­tará para protegerlos”

Tra­du­cido de: http://www.nizkor.org/hweb/people/h/hitler-adolf/hitler-1922.html

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: