Skip to content

Michael Moore: Un respaldo necesario a Julian Assange

enero 11, 2011

Hoy estaré en ausen­cia al lado de Julian Assange en Lon­dres y pido al juez que le con­ceda la liber­tad. Estoy dis­puesto a garan­ti­zar su retorno al tri­bu­nal con el dinero de la fianza que he enviado. No per­mi­tiré que esta injus­ti­cia quede sin respuesta.

Ami­gos:

Este lunes, en la corte de magis­tra­dos de West­mins­ter, en Lon­dres, los abo­ga­dos del fun­da­dor de Wiki­leaks, Julian Assange, pre­sen­ta­ron un docu­mento enviado por mí, el cual expresa que he apor­tado 20 mil dóla­res para la liber­tad bajo fianza de Assange.

Ade­más, públi­ca­mente ofrezco el apoyo de mi sitio web, mis ser­vi­do­res, mis nom­bres de domi­nio y cuanto más pueda hacer para que Wiki­leaks siga vivo y flo­re­ciente y con­ti­núe su labor de expo­ner los crí­me­nes urdi­dos y come­ti­dos en secreto en nues­tro nom­bre y con el dinero de nues­tros impuestos.

Con una men­tira nos lle­va­ron a la gue­rra en Irak. Hoy, cien­tos de miles están muer­tos. Ima­gi­ne­mos lo que habría pasado si los hom­bres que pla­nea­ban esta gue­rra en 2002 hubie­ran tenido que enfren­tarse a un Wiki­leaks. Tal vez no habrían logrado ponerla en mar­cha. La única razón por la que cre­ye­ron salirse con la suya fue por­que tenían un velo de secreto garan­ti­zado. Hoy esa garan­tía se ha des­ga­rrado, y espero que jamás pue­dan vol­ver a ope­rar en secreto.

¿Y enton­ces por qué, luego de pres­tar tan impor­tante ser­vi­cio público, está hoy bajo un ata­que tan viru­lento? Por­que ha des­ta­pado y aver­gon­zado a quie­nes han ocul­tado la ver­dad. Los denues­tos e impre­ca­cio­nes han reba­sado los lími­tes:

El sena­dor Joe Lie­ber­man dice que Wiki­leaks «ha vio­lado la Ley de Espio­naje».

George Packer, de The New Yor­ker, llama a Assange «super­si­gi­loso, de pellejo del­gado y megalómano».

Sarah Palin sos­tiene que es «un agente anti­es­ta­du­ni­dense con las manos man­cha­das de san­gre», a quien habría que per­se­guir «con la misma urgen­cia con que per­se­gui­mos a Al Qaeda y los líde­res del talibán».

El demó­crata Bob Beckel (direc­tor de la cam­paña de Wal­ter Mon­dale en 1984) declaró en Fox acerca de Assange: “Un muerto no puede andar fil­trando cosas… sólo hay una forma de hacerlo: meterle un plo­mazo ile­gal­mente al hijo de puta”.

La repu­bli­cana Mary Mata­lin afirma: “Es un sicó­pata, un soció­pata… un terrorista”.

El repre­sen­tante Peter A. King cali­fica a Wiki­leaks de «orga­ni­za­ción terro­rista».

¡Y vaya que lo es! Existe para ate­rro­ri­zar a los men­ti­ro­sos y beli­co­sos que han lle­vado a la ruina a nues­tra nación y a otras. Tal vez la pró­xima gue­rra no será tan fácil por­que se ha vol­teado la mesa y hoy el Gran Her­mano es el vigi­lado… ¡por nosotros!

Wiki­leaks merece nues­tra gra­ti­tud por arro­jar una gran luz sobre todo esto. Pero parte de la prensa cor­po­ra­tiva ha mini­mi­zado su impor­tan­cia («poco de lo que ha reve­lado es nuevo») o lo retrata como un sitio anar­quista («lo que hace es sim­ple­mente publi­car todo sin nin­gún con­trol edi­to­rial»). Wiki­leaks existe, en parte, por­que los medios domi­nan­tes no han cum­plido su res­pon­sa­bi­li­dad. Las cor­po­ra­cio­nes que son sus pro­pie­ta­rias han diez­mado las redac­cio­nes e impe­dido que los bue­nos perio­dis­tas hagan su tra­bajo. Ya no hay tiempo ni dinero para el perio­dismo de inves­ti­ga­ción. Expre­sado en tér­mi­nos sen­ci­llos, los inver­sio­nis­tas no quie­ren que esas noti­cias se reve­len. Les gusta que sus secre­tos se man­ten­gan… en secreto.

Les pido ima­gi­nar cuán dife­rente sería nues­tro mundo si Wiki­leaks hubiera exis­tido hace 10 años. Hay una foto en la que se ve a George Bush a punto de reci­bir un docu­mento «secreto», el 6 de agosto de 2001. El enca­be­zado dice: «Bin Laden, deci­dido a gol­pear a EU». Y en esas pági­nas se indi­caba que la FBI había des­cu­bierto «acti­vi­dad sos­pe­chosa en este país, con­sis­tente con pre­pa­ra­ti­vos para aero­se­cues­tros». Bush deci­dió hacer caso omiso y siguió de pesca cua­tro sema­nas más.

Pero, si ese docu­mento se hubiera fil­trado, ¿cómo habría­mos reac­cio­nado? ¿Qué habrían hecho el Con­greso o la fede­ra­ción de aero­náu­tica? ¿No habría habido una pro­ba­bi­li­dad mayor de que alguien hubiera hecho algo si todos hubié­ra­mos sabido del inmi­nente ata­que de Bin Laden usando avio­nes comer­cia­les?

Pero en ese tiempo sólo unos cuan­tos tuvie­ron acceso al docu­mento. Por­que el secreto se man­tuvo, un ins­truc­tor de vuelo de San Diego que observó que dos estu­dian­tes sau­di­tas no mos­tra­ban inte­rés por el des­pe­gue y el ate­rri­zaje no hizo nada. Si se hubiera ente­rado por el perió­dico de la ame­naza de Bin Laden, ¿tal vez habría lla­mado a la FBI? (La ex agente de la FBI Coleen Rowley, dis­tin­guida por la revista Time como una de las per­so­nas del año 2002, escri­bió un artículo en Los Ange­les Times en el que señala que si Wiki­leaks hubiera exis­tido en 2001, se pudo haber evi­tado el 11-S.)

¿Y si en 2003 el público hubiera leído los memo­ran­dos «secre­tos» en los que Dick Che­ney pre­sio­naba a la CIA para que le diera «hechos» que le per­mi­tie­ran cons­truir su argu­men­ta­ción falsa a favor de la gue­rra? Si un Wiki­leaks hubiera reve­lado en ese tiempo que en ver­dad no exis­tían armas de des­truc­ción masiva, ¿creen uste­des que se habría lan­zado la gue­rra? ¿O más bien habría habido un cla­mor para que se arres­tara a Cheney?

Aper­tura, trans­pa­ren­cia: ésas son de las pocas armas con que cuenta el pue­blo para pro­te­gerse de los pode­ro­sos y los corrup­tos. ¿Qué hubiera pasado si en los días pos­te­rio­res al 4 de agosto de 1964 –luego que el Pen­tá­gono fabricó la men­tira de que un barco nues­tro fue ata­cado por nor­viet­na­mi­tas en el golfo de Ton­kin– un Wiki­leaks nos hubiera dicho que todo fue un invento? Supongo que tal vez 58 mil de nues­tros sol­da­dos (y dos millo­nes de viet­na­mi­tas) hoy esta­rían vivos. En cam­bio, los secre­tos los mataron.

Para quie­nes creen que está mal apo­yar a Julian Assange por las acu­sa­cio­nes de ata­que sexual que lo tie­nen sujeto a pro­ceso, todo lo que pido es que no sean inge­nuos res­pecto de los ardi­des de un gobierno cuando decide ir tras su presa. Por favor, nunca crean la «his­to­ria ofi­cial». Y, al mar­gen de que Assange sea cul­pa­ble o inocente (enté­rense de la extraña natu­ra­leza de las acu­sa­cio­nes), tiene dere­cho a pre­sen­tar una fianza y defen­derse. Me he unido a los cineas­tas Ken Loach y John Pil­ger y a la escri­tora Jemima Khan para reunir el dinero, y espero que el juez acepte la fianza y lo ponga en liber­tad este mar­tes.

¿Podría Wiki­leaks cau­sar algún daño impre­visto a las nego­cia­cio­nes diplo­má­ti­cas de Washing­ton en todo el mundo? Tal vez. Pero ése es el pre­cio que se paga cuando un gobierno lleva a sus ciu­da­da­nos a la gue­rra con base en una men­tira. Su cas­tigo es que alguien encienda las luces de la habi­ta­ción para ver qué se trae entre manos. No se puede con­fiar en él. Así pues, ahora todo cable, todo correo que escriba está abierto al escru­ti­nio. Lo sen­ti­mos, pero eso quiso. Ahora nadie puede escon­derse de la ver­dad. Nadie puede maqui­nar la pró­xima gran men­tira si sabe que tal vez sea expuesta.

Y eso es lo mejor que Wiki­leaks ha hecho. Dios lo ben­diga por sal­var vidas con sus accio­nes. Y quien se sume al esfuerzo por apo­yar a Wiki­leaks rea­liza un ver­da­dero acto de patrio­tismo. Punto.

Hoy estaré en ausen­cia al lado de Julian Assange en Lon­dres y pido al juez que le con­ceda la liber­tad. Estoy dis­puesto a garan­ti­zar su retorno al tri­bu­nal con el dinero de la fianza que he enviado. No per­mi­tiré que esta injus­ti­cia quede sin respuesta.

Sin­ce­ra­mente, Michael Moore.

_____________________

Fuente: http://michaelmoore.com

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: